Cómo preparar una sesión de fotos para tu marca y siete consejos para acertar con tus looks

Las fotos para un proyecto (como cualquier otro elemento relacionado con su imagen) son mucho más que fotos bonitas o buenas fotos. Y los looks que elijas gran parte de tu mensaje visual.

La cosa va más allá de “hacerse» fotos o de contratar a un buen fotógrafo que te “salve” de semejante trago. Y sobre todo, una buena sesión de fotos ni se improvisa ni se delega. 

¿Te gustaría descubrir cómo puedes hacer para que tus fotos cuenten la historia que quieres?

Y sobre todo, ¿quieres siete consejos para acertar con los looks que elijas

He cometido muchos errores preparando las sesiones de fotos que he ido haciendo durante todos estos años para mi marca…

O mejor dicho, por no prepararlas con todo lo que sé ahora, unos cuantos errores después 🙂

He tenido mucha suerte con los fotógrafos que he elegido, grandes profesionales que me han regalado fotos maravillosas pero las fotos para una marca (como cualquier otro elemento relacionado con su imagen) son mucho más que fotos bonitas o buenas fotos.

No siempre ha estado afinada sabiendo lo que necesitaba. Y de no haber sido por el buen hacer de todos ellos los resultados habrían sido catastróficos.

No se trata de traspasar la responsabilidad al fotógrafo sino de darle la información que necesita para trabajar bien y conseguir lo que tú estás buscando.

Y sólo tú sabes para qué necesitas las fotos, dónde las vas a usar, qué historia tienen que contar, los colores, el estilo…

Y ellos se merecen, para poder hacer bien su trabajo, que tú hagas también el tuyo al frente de tu marca.

Zapatos Andrea Amoretti. Lo importante no son cuántos sino cuáles - 1
Zapatos Andrea Amoretti. Lo importante no son cuántos sino cuáles - 2

 

Vamos que nada de todo esto se improvisa, ni se delega!

He perdido energía, dinero, y mucho tiempo. Pero he aprendido muchísimo. Y sin duda, el mayor de mis errores ha sido improvisar o confiarlo todo en el buen hacer de la fotógrafa. Cambian totalmente el proceso y el resultado cuando entiendes cómo funciona y preparas bien una sesión de fotos. Haciendo equipo y poniendo tu parte, que es tan importante como la mirada del fotógrafo que elijas.

Sobre todo, y también para poder disfrutar durante la sesión de fotos, hay que dedicarle tiempo previamente

Mi conclusión es que cuanto más tiempo le dediques antes mejores resultados conseguirás y más amortizarás tus sesiones de fotos.

Ya sé lo difícil que es ponerse delante de una cámara (aquí una que se moría hace no mucho tiempo sólo de pensarlo). No me cree ni Pau cuando digo esto pero yo insisto en recordarlo. Y es la realidad en el 90% de los casos cuando sin ser modelo tienes que verte delante de las cámaras para comunicar tu proyecto o tu marca, sobre todo, si tiene presencia digital.

Queremos salir corriendo y evitar el trago. Pero si le damos la vuelta y buscamos seguridad en algunos detalles y un buen equipo es una oportunidad maravillosa de proyectar tus ideas y conectar con esas personas para las que tu producto o servicio será relevante.

Tu negocio no va de ti pero no es posible sin ti. Las personas conectan con otras personas y esto va de construir relaciones, aunque sean digitales

Todo tiene que estar bien elegido y alineado con la historia que quieres contar (aunque sea una foto de perfil) y con la identidad de tu marca. Es mucho lo que una sola foto puede contar y cuanto más trabajes los detalles mas conseguirás las imágenes que necesitas para comunicar tus mensajes, con y sin palabras.

¿Y cómo lo haces nosotras?

Trabajamos las sesiones de fotos en dos dimensiones: los elementos intangibles y los elementos tangibles.

Elementos intangibles: como la historia o el hilo conductor para esa sesión, las ideas que quieres evocar, los valores de tu marca, el estilo de tu branding y hasta algunas palabras que marquen los matices. Nosotras usamos entre tres y cinco. Y te sorprendería lo que ayudan durante la sesión para elegir entre unas opciones y otras a la hora de disparar. Las decisiones se vuelven fáciles y la sesión fluye mucho más.

Elementos tangibles: como la cantidad de fotos que necesitas (muy importante negociarlo antes), las medidas, su disposición y dónde las vas a utilizar, la localización o localizaciones donde va a ser la sesión, la cantidad de looks y sus colores y las imágenes de inspiración que aterricen bien las ideas y el estilo de la sesión. Todo esto ajusta mucho las expectativas y garantiza enormemente el resultado final. Y sobre todo, con los looks ya preparados durante la sesión se multiplica el tiempo.

Así que para terminar vamos con siete consejos que te ayuden a elegir bien los looks, los colores y el estilo de la ropa que elijas:

  1. Busca un equilibrio entre las cosas que más te gustan y las que mejor transmiten el objetivo de comunicación que te hayas marcado. En nuestra última sesión de fotos, por ejemplo, necesitábamos imágenes que contaran que ahora somos dos y por eso nuestros looks aunque fueran distintos tenían que poder funcionar juntos.
  2. No todo tiene que ser neutro o se arregla con un golpe de color fuerte. Y por supuesto, hay vida mas allá de los vaqueros y la camisa blanca. Un estampado o un color bien usado puede contar casi tanto con tu logo o los textos de tu web.
  3. Que no todo sea nuevo. Cuentan más tus prendas mas queridas que ir toda de estreno. Para la última sesión casi todo lo que usamos vivía ya en nuestros armarios. Elegimos las prendas y complementos que tenían más historia para que pudieran evocar por si solos muchos detalles de cómo somos.
  4. No te lleves mil opciones, ni muchos por si acaso. Eso sólo te hará perder tiempo y seguridad durante la sesión de fotos. Pocas cosas y bien coordinadas con los detalles muy bien trabajados.
  5. Que no te importe repetir elementos y prendas en tus looks porque eso le dará coherencia a toda la sesión de fotos.
  6. Trabaja los detalles al milímetro… especialmente los «remates» de tus looks como pendientes, color de uñas, tipo de zapatos, elementos que le den personalidad a tu look. Busca la coordinación de colores y la variedad de texturas, movimientos, tejidos, estampados… tenemos cierta tendencia a hacernos “fotos profesionales” que nos unifican en lugar de distinguirnos.
  7. Elige looks atemporales. Ni muy de verano ni muy de invierno sobre todo si es para una web porque sino acortarás la «vida útil» de esas fotos.

 

 

Puede que nos sintamos cómodas con una camisa blanca pero se trata de contar quién eres, no de ponerse a refugio

Ojalá este post te ayude mucho cuando vayas a preparar una sesión de fotos para tu marca. Sé que es un momento importante y cuando el resultado es bueno las posibilidades de comunicar todo lo que tienes que ofrecer se multiplican mucho más de lo que imaginas. Las palabras vuelan pero las imágenes lo hacen mucho más y se quedan grabadas con fuerza en la retina.

Por supuesto, este es uno de los siete talleres que forman el programa de nuestro nuevo retiro: Style Mind.

Lo hemos creado para ayudarte a aumentar la visibilidad de tu marca y tu capacidad de conexión. Y para darte a ti como emprendedora todas la herramientas del mundo de la belleza para que conectes con tu proyecto con seguridad y de una nueva manera.

Las marcas que más nos gustan se parecen a las personas que las han creado y están llenas de su identidad por todas partes. Nosotras creemos que tu imagen y tu estilo no debería ser la «guinda» de tu proyecto, tu web o tu marca sino su motor.

¿Nos cuentas qué te parece?

Deseando escucharte y pronto más!

¿Tu que opinas?

¿Esta entrada te ha inspirado? Déjanos un comentario y cuéntanos tu opinión.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de los hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrar publicidad relacionada con sus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar