Rituales para acabar bien el año

Los rituales que te traigo hoy sirven para ayudarnos a acabar bien el año.

Y de una manera muy concreta: cambiando de ritmo antes de que lleguen fechas señaladas como son la Navidad y el Fin de Año.

A menudo vivimos tan rápido que paramos justo el día que empiezan las vacaciones. Y casi ni un segundo antes!

¿Te imaginas cómo sería si encontraras la manera de bajar de revoluciones un poco antes?

Unos años son más intensos que otros, pero la verdad, nos pasan taaaantas cosas en doce meses que es más que probable que te encuentres con esa mezcla de cansancio, haciendo balance y ganas de tomar perspectiva.

Estos rituales me están ayudando mucho este año a conseguir bajar el ritmo a tiempo y a terminar bien el año.

Es importante acabar bien el año.

Y en este sentido, bajar revoluciones puede ser revolucionario.

Sobre todo, si sabemos hacerlo a tiempo para acabar bien el año.

Los rituales que te traigo hoy sirven para ayudarnos a cambiar de ritmo antes de que lleguen fechas señaladas o momentos de vacaciones. A menudo vivimos a tanta velocidad que llegamos justo a ese día especial o ese descanso soñado y… nos paramos justo ahi.

Pero…

¿Te imaginas cómo sería si bajásemos de revoluciones un poco antes?

Es fácil que tu año haya sido intenso.

Unos lo son más que otros, pero la verdad es que nos pasan taaaantas cosas en doce meses que es más que probable que te encuentres con esa mezcla de cansancio, haciendo balance y ganas de tomar perspectiva.

Los rituales nos salvan siempre pero en algunas fechas parece que aún más y que hubieran sido diseñados para esos momentos. Y sin duda Navidad y Fin de Año son de lo más idóneas para sacar una buena batería de rituales del cajón.

Te cuento los que me están ayudando a mi ahora. En un año en el que no hemos parado de enganchar novedades y lanzamientos uno detrás de otro necesitaba de verdad recuperar la perspectiva, filtrar lo positivo y bajar mucho mis revoluciones.

¿Estás lista?

Antes de Navidad

  • Busca algo que te pese y aligéralo… A mi me pasaba con la cantidad de libretas en mi mesa de trabajo y he conseguido pasar de cinco a dos incluyendo la agenda. En este vídeo te cuento cómo.
  • Ajusta las expectativas. Lo que esperas de las vacaciones, la cantidad de compromisos que te pongas, todo lo que quieras dejar hecho antes… Cuando más las moderes mucho más fácil será alcanzarlas 🙂
  • No esperes para frenar cuando estés ya de vacaciones o te costará más conectar con ese momento. Si no puedes bajar de revoluciones unas semanas antes intenta que sea al menos unos días o unas horas antes… A veces un pequeño cambio en tu rutina puede ser suficiente.
  • Busca un ritual de conexión contigo y llévalo en tu maleta si viajas. Yo he elegido las famosas morning pages de Julia Cameron para acompañarme en estas vacaciones. Son una herramienta maravillosa de expresión en automático. A mi me parece que tienen el poder de «despejar y poner luz» muchas cosas por dentro. Al tiempo que activan nuestra creatividad, algo perfecto para empezar bien receptiva el año.
  • Renueva algún ritual de belleza. Son perfectos porque tienen esa capacidad innata de conexión si los hacemos con algo de calma. He preparado un nuevo gel de aloe vera con aceites esenciales que se viene en mi maleta. Otra manera sencilla de no olvidarme de mi estos días.
  • Prepara los looks de Navidad con antelación y con algunos trucos:
    • sin comprar simplemente concentrándote mucho en los tres puntos calientes del look para desde ahí transformar algo que ya tengas: cabeza, manos y pies
    • comprando algo pero que luego vayas a poder usar
    • buscando algo en el armario de tu madre, tu abuela, tu hermana, tu amiga… y mezclándolo con algo tuyo. Esta idea que me encanta es de una de vosotras durante el directo de Instagram en el que está inspirado este post.
  • Si viajas y tienes hijos haz tu maleta antes que la de los demás… ya verás que energía después para el resto!

Para Fin de Año

  • Quédate con lo positivo… es seguramente lo más importante para cerrar bien un año. Hacer un buen balance donde soltemos lo que no ha salido tan bien y hagamos recuento de todas nuestras conquistas, sorpresas y regalos que seguro han sido muchos. Desde hace unos años yo hago la mía con vosotras en La News y busco cada año tantas cosas buenas como años haya cumplido 🙂
  • Cambia algo en el espacio de tu casa o de tu oficina. Las fotos de este post son de mi nuevo despacho en casa… justo en el cuarto de enfrente. No he comprado nada nuevo. Solo he cambiado dos habitaciones de la casa, movido unos cuantos muebles de sitio y me siento como si estrenara casa. Estamos más conectados a nuestros espacios de lo que creemos. Y necesitan moverse y cambiar como lo hacemos nosotros.
  • Comparte lo mejor y lo peor del año en familia. En casa de mis padres hace años que lo hacemos y mi padre lleva registro de todo en una libreta preciosa. Parte del ritual es leer lo del año anterior. Es algo genial incluso a solas pero en familia es muchísimo mejor!
  • Deja organizadas tus nuevas ilusiones. Ese nuevo tipo de Yoga, esas clases de Pilates, ese grupo de lectura o ese curso que quieres hacer… no hay nada como dejarlos reservados y hasta empezados antes de que acabe el año para cogerlos con mucha más ilusión a la vuelta. Y sin perder tiempo en todas esas previas hasta que nos ponemos en marcha 🙂

Espero que encuentres entre estas ideas algunas que te ayuden a bajar revoluciones y por supuesto te deseo unos días previos más tranquilos que te ayuden a tener unas muy felices fiestas!

El próximo jueves compartiré por aquí 10 de mis descubrimientos favoritos de este 2018 que ya se acaba. Y no, no son los mismos que los 24 favoritos que ya compartí en La News hace unos días 🙂

Si aún no estás en La News vente… es como el corazón de este universo. Allí te espero con el contenido que sólo comparto con mis suscriptores los domingos!

Un abrazo,

¿Tu que opinas?

¿Esta entrada te ha inspirado? Déjanos un comentario y cuéntanos tu opinión.

2 comentarios

  1. Ya solo el título me ha inspirado: bajar de revoluciones. Y a la fuerza las he tenido que bajar por una protesta del cuerpo: una lumbalgia-pinzamiento o lo que quiera que sea que me dejó literalmente inmovilizada durante varios días. Y experimenté el dolor y la sabiduría del cuerpo y el bienestar y la alegría tan grande que se sienten al bajar de revoluciones.
    Un besazo!!

    1. Ay cuando el cuerpo obliga… no es lo mejor pero también termina por sentarnos bien verdad? Espero que ya estés mucho mejor! Un abrazo

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de los hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrar publicidad relacionada con sus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar