¿Es buena idea vestir a tus hijos iguales?

Aunque empieza a quedarme algo lejos aquella etapa lo cierto es que me pasé más de 10 años vistiendo a mis hijas iguales.

Si me preguntas por qué la respuesta es sencilla: era más fácil.

Comprar todo igual, elegir sólo un look para cada día, saber qué tienen en el armario… Minimizaba las decisiones y me daba una enorme sensación de control sobre los armarios de tantas personas.

Nunca he querido que el hecho de tener muchos hijos se convirtiera en un caos. Y en la primera época de crianza creía que así me lo ponía más fácil. Y por aquel entonces con tantas niñas pequeñas tardé en ver más allá.

Hasta que gracias a una de esas mudanzas nuestras que nos permiten reinventarnos de muchas maneras, cedí ese control y eso cambió para siempre. Y casi de un día para otro empezaron a vestirse todas diferente.
Y sucedió algo maravilloso: se volvieron protagonistas y sus personalidades empezaron a aflorar también a través de su ropa. Decidían, experimentaban, exploraban, me preguntaban… Y sus looks empezaron a ser parte de una conversación que ya no ha terminado.

Claro que se veían sus personalidades también cuando vestían todas iguales. Pero integrar la ropa en la expresión de sus identidades es, para mi, de una belleza, que bien merece ceder esa sensación de control.

Algo que al final resultó ser más una sensación que otra cosa.

Para pasar de todos los armarios iguales a todos distintos me apoye en los colores neutros para sentar bien las bases de sus nuevos armarios y en empezar por algunas prendas clave: una camiseta de rayas, algo vaquero y unos zapatos.

De esa manera, todas tenían una camiseta de rayas pero todas eran distintas. O todas tenían vaqueros pero algunas peto, otras falda y otras pantalón según sus gustos. El cambio se asentó a la velocidad del rayo y enseguida invadió todas sus prendas hasta que en no demasiado tiempo apenas quedaban cosas iguales en casa.

Armario ligero
Prendas vaqueras para niños

Sus cuatro armarios y sus looks han pasado a ser de las cosas que más disfruto. Y que ellas más disfrutan también. Y sin rastro de aquel caos que yo tanto temía. Colores, tipos de prendas y gustos mezclándose con sus personalidades tan distintas. Y como única condición: que los armarios no estén demasiados llenos.

Puede que haya momentos para cada cosa. No pienso que vestirlas diferente sea bueno y a todas iguales, malo. O al revés. Y es verdad que aquel cambió llegó de manera natural también por sus edades. Pero me alegro de haber dado el empujón final de manera consciente entonces. Y de impulsarlas con fuerza a disfrutar de su ropa…. antes de que empiecen a ponerse la mía

Muchas veces este campamento es mi mejor taller de estilo.

¿Y tú vistes a tus hijos iguales? ¿Crees que hacerlo los limita de alguna manera?

¿Tu que opinas?

¿Este talk te ha inspirado? Déjame un comentario y cuéntanos tu opinión.

12 talks aquí y ahora

  1. Yo también los llevaba siempre iguales pero a medida que han ido creciendo he notado que quieren reafirmar su personalidad y es genial ayudarles y guiarles. Un besazo!

    1. Es precioso cuando usan la ropa como un medio de expresión… ya te imaginas que a mi me chifla 😉 Un beso!

  2. Yo les llevo iguales, pero aunque son pequeños ya se empieza a ver claramente su personalidad y sus gustos, e incluso su fisionomía, por lo que me estoy planteando dejar de hacerlo.
    Un abrazo

    1. Es verdad que hasta vestidos idénticos son totalmente diferentes… por suerte la ropa no es su personalidad!!

  3. Hola! Yo tengo seis hijos (dos niñas, cuatro niños; 10 años-6 meses) y este invierno la mayor ha empezado a tener ropa distinta. El año pasado le hice alguna prenda diferente de las de su hermana pero con la misma tela… Realmente me parece comodísino y, como dices, una liberación no tener que pensar más que un look para todos. Pero también es cierto, que a medida que se hacen mayores tienen que poder elegir y expresarse a través de la ropa. Siempre con un “filtro paterno” lógicamente. Si duda comienzo una etapa nueva en esto de la maternidad!

    1. Yo he pasado por eso también y la verdad es que es más posible de cambiar de los que nos parece cuando hay que vestir a tantos!! Un besazo super Mum!

  4. Sus primero ocho años de vida se llevaban 17 meses y si pero aquello que ocurre un día. Cada una escogió una prendá diferente y así empezo

  5. Yo tengo dos chicos, se llevan 3 años y medio. Y aunque casi nunca los visto iguales, si que me gusta comprarles algún conjunto para que vayan vestidos igual. Me parece muy fácil e incluso divertido. Pero si que es cierto que son dos personalidades muy distintas y que cada uno va marcando ya su propio estilo. Un beso

    1. Es divertido en ocasiones especiales y se parece un poco a un ritual!! A mi también me gusta 🙂

  6. Cuando vi el título no me resistí:) De pequeña sufría un montón cuando mi madre nos vestía de iguales, nunca me gustó a lo mejor sentía que de alguna manera perdíamos nuestra individualidad.
    No sé decirte, siempre comenta que de los 3 era la única que no gostava nada de estar de igual:)
    A mis hijos un par de veces los visto de igual por Navidad o en algún momento importante pero a partir de determinada edad les pasé a preguntar y busco encuadrar en el estilo de cada uno! Me parece genial la idea de vaqueros cada una a su estilo!! Para mi esa es la clave! Creo que la identidad y confianza también se construye por poder elegir y descubrir su proprio estilo. Con límites, claro!
    Acompañar y observar esa descubierta y evolución constante me encanta!!
    Gracias por el post!! Leerte es un gustazo!! Un abrazo de tu lectora portuguesa en Barcelona:)

    1. A mi también me gusta mucho acompañarlos en ese descubrimiento y la verdad es que disfruto mucho más ahora que antes con todo “bajo control” 🙂

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar